Subscribe Us

header ads

Denuncian a Empresa que Carece de Protocolos para Reanudar Actividades en Zacatelco

El dueño de la fábrica ordenó que mantuvieran cerrado todo el taller.





Lucero RAMÍREZ

Ante la ausencia de una estrategia para que en el estado de Tlaxcala, se reactive la actividad empresarial, diversas factorías retomaron su producción bajo sus propios protocolos de prevención y contención del COVID-19, pero otras más lo hicieron sin el menor cuidado para sus empleados.

Un grupo de obreras quienes pidieron omitir sus nombres, denunciaron que la empresa donde trabajan “KDA” S.A de C.V, ubicada en Guardia municipio de Zacatelco, reanudó su producción el pasado 4 de mayo en un 60 por ciento, con la mitad de las trabajadoras, pero la semana pasada el resto de las empleadas regresó; un promedio de 90.

Sin embargo denunciaron que el dueño de la fábrica, ordenó que mantuvieran cerrado todo el taller, para que no se vea que ha retornado el grueso de las obreras, pero ésta medida ocasiona que el calor se torne insoportable pues no existe ventilación y el techo es de láminas; “las maquinas eléctricas, el cubre bocas, las batas y la falta de ventiladores, hacen del taller una infierno, pues el techo es de láminas y se encierra el calor”.

Las trabajadoras estas preocupadas porque manifiestan que algunas de sus compañeras están enfermas de tos, y así les permiten el ingreso a trabajar, pero tienen que aguantar el riesgo, pues no tienen otra fuente de trabajo y a éstas alturas no hay contrataciones, al contrario hay pérdida de empleos.

Agregaron que al parecer el empresario no está cumpliendo con las instrucciones de las autoridades estatales, pues no tendría por qué esconderse para trabajar o reanudar sus actividades, a lo que se suma que las trabajadoras tienen que comprar su cubre bocas, porque ni eso les proporciona el patrón para protegerse de un posible contagio.

Por otro lado revelaron que a la empresa llegaron supuestos “supervisores” para verificar los hechos ya que no podía retomar su producción la cien por ciento, a lo que el representante de la firma argumentó que tuvo que regresar porque ya no tenía dinero para seguir pagando a sus empleadas sin trabajar, a lo que estas supuestas autoridades le expusieron que se podían arreglar siempre y cuando evitara que sus empleadas no dijeran nada sobre su regreso.

Finalmente pidieron la intervención de las autoridades, pues estan temerosas por su salud, ya que trabajan bajo condiciones extremas, sin ventilación y con temperaturas altas ya que el techo de la nave es de lámina y al mantener todo cerrado, con algunas compañeras enfermas de tos, los riegos de contagio son altos, en este caso de COVID-19.

Publicar un comentario

0 Comentarios