Subscribe Us

header ads

Mario Molina recomienda a México y AMLO usar cubrebocas

Tras participar en un estudio científico, Mario Molina se pronunció a favor de la utilidad del cubrebocas para evitar la propagación del Covid-19.




El científico mexicano y ganador del premio Nobel de Química, Mario Molina, recomendó a la población en general y a los líderes mundiales, incluido el presidente Andrés Manuel López Obrador, el uso del cubrebocas cuando realicen actividades públicas, ya que esto evita la propagación del Covid-19.

Desde el 1 de junio, el primer mandatario inició su gira por algunos estados del sur para dar inaugurar a algunas obras públicas, pero no ha usado mascarilla. Anteriormente, López Obrador refirió que por recomendación del subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, ha evitado usar este artículo sanitario.


Al inicio de la pandemia en México, López-Gatell afirmó que el uso del cubrebocas era poco eficaz, puesto que esto podría generar una falsa confianza en las personas, además de que sería peligroso el mal uso del mismo. Sin embargo, a finales de abril el funcionario indicó que el tapabocas sí sería de utilidad para evitar enfermedades respiratorias.


“Un presidente si está rodeado con sana distancia y en una conferencia de prensa, está bien que no se lo ponga (el cubrebocas), pero si va a hacer una gira donde va a estar con mucha gente, sí sería importantísimo que lo use para poner el ejemplo”, sentenció Molina al participar por video en la conferencia de prensa diaria de Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno capitalina.

Esta recomendación, mencionó el científico, también se extiende para otros presidentes, como el de Brasil, Jair Bolsonaro, o el de Estados Unidos, Donald Trump, quien incluso ha recomendado el uso de medicinas y productos que no son efectivos para evitar la propagación del Covid-19.

Molina, quien recientemente publicó un artículo científico en coautoría con otros investigadores, destacó la importancia del uso del cubrebocas durante la pandemia por el movimiento de las partículas llamadas de aerosol.

De acuerdo con el estudio, el coronavirus que causa Covid-19 puede viajar en partículas muy pequeñas por medio del aire, las cuales son llamadas PM 2.5 por medir menos de dos micras y media, sin embargo la mascarilla puede evitar su entrada a las vía respiratorias.


El tamaño de estas partículas son similares a las que provocan una mala calidad del aire, y por ende, de diversas enfermedades en la población; fue con dicha comparación como se pudo comprobar la eficacia de este insumo durante la pandemia, detalló Molina.

“Estas partículas no se ven pero salen al hablar, no tienes que toser ni estornudar. Fue un error de la OMS (Organización Mundial de la Salud) decir que la transmisión del Covid sólo se hace por las gotas grandes cuando tose uno. Lo que apenas están reconociendo son los aerosoles que transmiten el virus, pero por fortuna se pueden parar con las máscaras”, abundó.


La omisión del gobierno federal y algunos locales sobre no promover el uso del tapabocas al inicio de la pandemia no fue irresponsable, puesto que no se tenía la información científica que se tiene ahora, aunque también es un aspecto cultural, ya que en China es común el uso de este producto antes del coronavirus, agregó.

“Lo que trataría de convencer es a la gente que para su propia protección, no sólo es como decía la OMS para que no contagie a otros. Si explicamos que es para propia protección de las persona puede que funcione como medida eficiente”, consideró.

El estudio publicado también muestra el impacto que tuvo la implementación del cubrebocas en Italia y Nueva York, lo cual resultó en una disminución de los casos de Covid-19, resaltó el Nobel de Química.

“Esa medida protectora por sí misma redujo significativamente el número de infecciones, esto es, por más de 78,000 casos en Italia entre el 6 de abril y el 9 de mayo, y por más de 66,000 casos en la Ciudad de Nueva York entre el 17 de abril y el 9 de mayo”, indica el texto científico.

Todavía no hay ese mismo cálculo para México, sin embargo hay tiempo para adaptar la medida, acotó Molina, sobre todo porque hay algunos expertos que están incrédulos a estas investigaciones.

Te recomendamos: UNAM y CDMX desarrollan fábrica de mascarillas N95 y laboratorio para vacuna de Covid-19

Cualquier tipo de cubrebocas es útil para evitar la propagación del coronavirus, incluso si es sencillo de doble hoja, y éste se deberá seguir usando en invierno, para cuando se prevé que pueda aumentar el número de contagios, añadió.

Por su parte, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, remarcó que la invitación al premio Nobel a compartir su investigación acerca del uso del cubrebocas es para dar sustento a las medidas que están tomando en la nueva normalidad, como incentivar al uso de la mascarilla en la vía pública.

“Es una manera de contribuir al debate, se trata desde nuestra parte de generar una información adicional”, aseguró la mandataria.


Publicar un comentario

0 Comentarios