Cavan fosas en Iztapalapa para muertos de coronavirus - Alerta Vigilante

Home Top Ad

Post Top Ad

13 de mayo de 2020

Cavan fosas en Iztapalapa para muertos de coronavirus

Dos de sus panteones recibirán a víctimas de otras alcaldías; prefieren enterrarlos a incinerarlos, lamentan sepultureros.


Ante el incremento de decesos por coronavirus (Covid-19) en la capital, la recomendación del Gobierno central a las alcaldías fue que previeran espacios en los panteones para atender la demanda y, en todo caso, que cavaran fosas a fin de que no se les acumulen los cadáveres.

En Iztapalapa iniciaron con estas labores, en especial en los cementerios de San Lorenzo Tezonco y San Nicolás Tolentino, donde contemplan utilizar 15 hectáreas para dar cabida a las víctimas de la pandemia, así como apoyar a otras demarcaciones que ya no cuenten con espacios para los cuerpos.

De acuerdo con las autoridades de Iztapalapa, en el panteón de San Lorenzo Tezonco tienen seis hectáreas para tumbas de personas que murieron por Covid-19 o casos sospechosos. Hasta el momento han excavado 35 fosas, pero necesitarán más en los próximos días.

En el San Nicolás Tolentino ocuparán cerca de 11 hectáreas, este camposanto ha servido de apoyo para otras demarcaciones cuyos panteones están saturados.

El pasado 17 de abril el Gobierno capitalino presentó el Protocolo de Actuación Interinstitucional para el Manejo de Personas Fallecidas por Sospecha o Confirmación de Covid-19, que recomienda no enterrar los cuerpos, sino cremarlos.

No obstante, las familias optan por la inhumación y por ello la alcaldía decidió abrir dichos espacios en los panteones catalogados como los más grandes de Iztapalapa.

Al mediodía de ayer llegaron a San Lorenzo Tezonco más de cinco cuerpos y el domingo otros 10, informaron a EL UNIVERSAL los sepultureros del lugar.

“Ha sido un trabajo muy difícil estas semanas, porque los crematorios en otras alcaldías están al tope, entonces las familias prefieren enterrarlos. Estamos obligados a recomendar que se cremen, pero si no hay de otra debemos enterrarlos lo más rápido”, dijo Adrián.

Los trabajadores para manejar el ataúd tienen que colocarse un overol desechable tipo Tyvek con capucha, así como cubrebocas y guantes, después envolver completamente el féretro con un plástico, como medida sanitaria.

Cerca de las 14:00 horas de ayer, la señora Beatriz Tello Tello enterró a su esposo Francisco Alfonso Hernández, quien murió el domingo pasado en el Hospital General de Zona 27 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en Tlatelolco, esto luego de haber estado internado durante 10 días. Por el servicio pagó 16 mil 500 pesos.

Minutos más tarde, integrantes de una familia se despidieron de un hombre de 45 años, quien murió por coronavirus y uno de los deudos transmitió en vivo el procedimiento del entierro, debido a que las autoridades no permitieron que más de tres personas estuvieran presentes en el lugar.

El gobierno de la alcaldía Iztapalapa precisó que los demás panteones serán para quienes vivieron en la demarcación.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario